Modificar Contraseña

Compromisos en gestión ambiental de Colombia tras ingreso a la OCDE

29.06.2018

Volver

El 30 de mayo pasado Colombia ingresó como el 37avo. país miembro a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, asociación de países que promueven las buenas prácticas de gestión pública e indicadores sociales, con lo que el país deberá cumplir, entre otros aspectos, la normatividad establecida para el cumplimiento de la disposición de residuos u otros relacionados con la sostenibilidad ambiental.

De esta manera, el país avanzará en la reglamentación de la gestión ambiental de los residuos de envases y empaques de papel, cartón, plástico, vidrio, metal y multicapa de cara a establecer una gestión integral de envases y empaques para prevenir y reducir el impacto sobre el medio ambiente.

Pese a que Colombia ha tenido avances en la reducción de consumo y post-consumo para la disminución en la generación de residuos y el aumento de las tasas de reciclaje y valorización, todavía existe una aguda problemática relacionada con la inadecuada gestión de envases y empaques.

Según datos de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios, SSPD, Colombia ha pasado de producir 20.775 Ton/día a 26.726 Ton/día de residuos entre los años 2007 a 2013, de los cuales aproximadamente el 30% están compuestos de materiales de plástico, papel, cartón, vidrio, metales y envases multicapa, entendido éste último como envases de Tetrapak. Según señaló la entidad: solo del orden del 17% se aprovecha y se reincorpora en el ciclo productivo con un componente de informalidad en algunos eslabones de la cadena de reciclaje.

En este sentido, los esfuerzos parecen inclinarse hacia visibilizar la importancia de dicho manejo. Así se puso en evidencia durante la Feria de Medio Ambiente FIMA, que se realizó entre el 20 y 23 de junio pasado y que exhibió la oferta encaminada a la gestión integral de los residuos peligrosos, con miras a que el sector empresarial y de emprendimiento genere conciencia de la posibilidad de implementar procesos, maquinarias, herramientas e insumos de manera amable con el medio ambiente.

Este contexto es vital para los empresarios del sector de la Comunicación gráfica del país y sus respectivos subsectores, pues el futuro del crecimiento del sector tiene que ver con la adaptabilidad encaminada a las buenas prácticas de gestión ambiental, buenas prácticas que Colombia deberá implementar desde el momento en que ingresó a la OCDE.

cerrar